El guardián del atún rojo

atún
Atunes rojos en granja de engorde.
Las nuevas tecnologías garantizan la supervivencia de antiguas tradiciones pesqueras

El atún rojo es una de las especies más emblemáticas y cotizadas del Mediterráneo. Su pesca lleva practicándose más de 3.000 años, pero en las últimas décadas, el incremento de la demanda mundial aproximó la pesquería a la sobreexplotación.

Esto llevó a la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICCA/ ICCAT, en inglés) ─organización responsable de la conservación del atún rojo─ a implantar diversas medidas de control, ordenación y gestión, incluyendo el establecimiento de TAC (Total Admisible de Capturas) para el stock de la especie.

Además, la evidente necesidad de luchar contra la Pesca Ilegal No Declarada y No Reglamentada (INDNR) requirió el establecimiento de los listados de barcos, granjas, almadrabas y puertos autorizados. Igualmente se crearon los respectivos programas de observadores y de inspección internacional, junto a la obligatoriedad de realización de informes de capturas para los buques y las almadrabas.

ATÚN2
Buque cerquero pescando Atún Rojo en el Mediterráneo.

Programa de documentación de capturas

Para garantizar la trazabilidad de las capturas, en 2007 se implantó un programa de documentación de capturas en papel, denominado Documento de Captura de Atún Rojo (BCD), que debía acompañar a los productos desde la captura hasta la comercialización. Sin embargo, desde el inicio, quedaron patentes las limitaciones y fallos de este sistema, que podían debilitar la ordenación del stock, como retrasos en distintas fases de validación del documento, problemas para seguir la trazabilidad, errores al registrar la información o registros de datos ilegibles.

PROGRAMAATUN
Curso de formación de la aplicación celebrado en la Sede del Grupo Tragsa en abril de 2016.

Para solventar estas deficiencias, la ICCAT decidió establecer un sistema electrónico que garantice la legitimidad de las acciones y los datos relacionados con el programa. Para ello, en 2012 confía a Tragsatec tanto el estudio previo de viabilidad como el diseño de una aplicación.

El proyecto no solo ha consistido en el desarrollo y mantenimiento de la aplicación, sino que también ha tenido en cuenta un plan de formación para usuarios y para la Secretaría de ICCAT y el soporte al usuario.

Las gerencias de Pesca y Asuntos Marítimos y de Sistemas de Información Agrarios y Pesqueros se ha responsabilizado de todas las actividades definidas en el proyecto, salvo de la creación de la infraestructura necesaria para alojar la aplicación en la nube de Amazon.

La tecnología garantiza la supervivencia de tradiciones pesqueras

El primer curso de formación a usuarios se realizó al cumplirse un año del comienzo del proyecto, y asistieron representantes de los países involucrados en el negocio del atún rojo (España, Francia, Grecia, Portugal, Italia, Túnez, Turquía, Argelia, Marruecos, Japón y Estados Unidos). Un mes más tarde, se puso en marcha la primera versión de la aplicación. Esta, además de cubrir el 75 por ciento de la funcionalidad completa prevista, incluía una serie de requisitos imprevistos, detectados durante reuniones de trabajo de ICCAT. Posteriormente se convocaron dos cursos más, en abril de 2014 y abril de 2016 respectivamente. Tras este último se publicó la aplicación el 23 de mayo de 2016.

El eBCD da servicio a unos 4.000 usuarios de más de 50 países

A partir de este momento, varios países implicados en el negocio del atún rojo solicitaron un refuerzo del soporte al usuario, al menos durante los primeros meses de la implantación. Por esta razón, durante el primer mes, que coincidió con el mayor porcentaje de capturas de esta especie, el soporte al usuario fue reforzado 24 horas al día durante siete días a la semana. A partir del segundo mes, hasta finales de noviembre de 2016, se estableció el refuerzo en 16 horas al día, los siete días de la semana.

clasesatun
Curso de formación de la aplicación celebrado en la Sede del Grupo Tragsa en abril de 2016.

¿Cómo funciona el eBCD?

El Sistema Electrónico de Documento de Capturas de Atún Rojo está diseñado para cubrir el ciclo completo que recorre un ejemplar desde que es capturado, recogiendo todos los datos referentes al engorde, sacrificio y comercialización e incluyendo los certificados de re-exportación.

Se ha desarrollado con tecnología Microsoft (ASP.Net, AJAX y JQUERY) sobre SQL Server 2008 R2. Se encuentra alojado en la nube de Amazon, dando servicio a unos 4.000 usuarios de más de 50 países de cuatro continentes. El sistema tiene una media de 200 accesos diarios llegando a más de 600 en los picos de más carga.

La aplicación permite registrar y gestionar dos tipos diferentes de documentos: el documento de capturas y el documento de re-exportación. El primero consta de siete secciones diferentes que reflejan los distintos pasos por los que pasa la vida comercial del atún rojo. Cada sección es responsabilidad de un actor diferente, que se corresponde con cada perfil de usuario disponible: pescadores, representantes de granja, representantes de empresas comercializadoras y personal de la administración. La complejidad del sistema radica en controlar qué información de cada documento es accesible o editable por cada tipo de perfil.

El sistema eBCD garantiza la confidencialidad de la información registrada mediante el acceso con usuario y contraseña. Además, cada usuario puede combinar varios perfiles entre los disponibles, y solicitar permisos sobre más de una entidad (buque, empresa, granja de engorde o almadraba). A través de estos permisos se establece qué documentos puede consultar. En todos los casos, el administrador del país y la secretaría de ICCAT son quienes, mediante acceso total, verifican si es correcta la información registrada en el sistema.

El eBCD se ha convertido en una herramienta esencial para la consecución de los objetivos de la ICCAT. Contribuye, de manera decisiva, a la explotación sostenible de una especie valorada en todo el mundo. Gracias al uso de nuevas tecnologías se garantiza la supervivencia de tradiciones pesqueras milenarias de nuestro país, como las almadrabas, al mismo tiempo que se certifica que las prácticas de explotación más industrializadas también cumplen con los requisitos de capturas y comercialización establecidos.

ATUN
Atunes rojos en la cubierta de un buque cerquero en el Mediterráneo.

El atún rojo en la Historia

El atún rojo (Thunnus thynnus) es la especie de mayor tamaño entre los túnidos y sus miembros son capaces de vivir más de dos décadas. Son oceánicos aunque estacionalmente se acercan a la costa, sobre todo a zonas de afloramientos. Se les considera excelentes nadadores y recorren grandes distancias con fines reproductores. Su dieta está principalmente compuesta de calamares y pequeños grupos de peces como sardinas, arenques y anchoas.

Los registros arqueológicos y bibliográficos indican que este tipo de atún tenía un alto interés comercial para fenicios y romanos. En la antigüedad su pesca era una actividad prácticamente artesanal basada en el uso de líneas de mano, cercos de playa y almadrabas. Con el paso de los siglos fueron apareciendo nuevas flotas como la de los palangreros en aguas oceánicas del Atlántico, o los cerqueros del Mediterráneo, que aumentaron el grado de industrialización de esta pesquería. El punto álgido se produjo durante la década de los 80 con el desarrollo del mercado japonés de sushi y sashimi y la aparición en 1997 de las granjas de engorde en el Mediterráneo.