“Queremos empoderar a las mujeres en situación vulnerable”

Lorena Rodríguez, con una niña, en la Fundación Madrina.
Lorena Rodríguez, trabajadora del Banco del Bebé, explica las necesidades especiales de este colectivo

Por tercer año consecutivo, el Grupo Tragsa ha participado en la Gran Recogida de Alimentos organizada por la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) cuya finalidad es ofrecer ayuda a las personas afectadas por la pobreza. El éxito de esta campaña ha sido posible gracias a la solidaridad e implicación de los trabajadores de sus 58 oficinas nacionales. Además, este año Tragsa ha querido hacer una aportación especial al Banco del Bebé de la Fundación Madrina, una entidad que lleva funcionando 15 años y que ayuda a 4.000 mujeres al año. En sus instalaciones se hizo entrega de 170 kilos de alimentos infantiles recogidos en las oficinas del grupo Tragsa en Madrid.

Transforma ha podido hablar con Lorena Rodríguez, trabajadora del Banco del Bebé, que ha explicado la importancia de estas campañas.

TRANSFORMA: ¿Cuál es la misión principal del Banco del Bebé?

LORENA RODRÍGUEZ: Nuestro objetivo es dar una atención integral a la mujer. No se trata solo de facilitar alimentos, sino también ofrecer una prestación orientada a su maternidad. Queremos que sean autosuficientes, que se formen y encuentren un empleo, y salgan de la situación de precariedad y vulnerabilidad en la que se encuentran. Es un programa de ayuda pero también de empoderamiento de la mujer. Nuestro reto es que sean personas completas y que por sí mismas salgan adelante.

TF: ¿En qué consiste esta atención integral?

lorena mujeres
Lorena Rodríguez (segunda por la izquierda), en el Banco del Bebé.

LR: El Banco del Bebé gestiona su labor social y de acompañamiento mediante las voluntarias de la Fundación Madrina, a la que pertenece. Su función consiste principalmente en la entrega de alimentos. Además, se comprueba la situación de las usuarias y de los bebés que las suelen acompañar, determinando si fuera necesaria una nueva visita a la trabajadora social, que se encarga de realizar unos informes. Así conocemos un poco más la historia de cada chica. Puede darse el caso de que, por ejemplo, necesiten una casa de acogida. Ahora mismo tenemos tres residencias. La Fundación también proporciona atención psicológica y psiquiátrica. Además, tenemos un departamento de formación para ayudarlas a encontrar un empleo, una tarea compleja porque la situación de las mujeres es difícil: depresión, malos tratos… Y para que puedan asistir a los cursos contamos con una guardería. Llegas a implicarte de tal forma que, al final, somos como una familia para ellas.

TF: ¿Qué tipo de mujeres acuden a vuestras instalaciones?

LR: Madres, embarazadas o con hijos menores de cuatro años. Tanto adultas como adolescentes de familias desestructuradas. Atendemos cerca de 30 personas al día, son unas 300 mamás al mes. Todas ellas se encuentran en una situación de exclusión social.

TF: ¿Qué productos son los más demandados?

LR: Sobre todo papillas de cereales y leche en polvo para bebés y lactantes, pañales…

TF: Varias empresas colaboran con vosotros ¿cómo se contacta con ellas y se define su participación?

LR: Tenemos un programa llamado Operación Patuco. Llamamos a la puerta de la empresa, les explicamos qué hacemos; la necesidad que hay. Es importante que sepan que no existe en España ningún sitio en el que se entregue de forma específica alimentación infantil porque es muy caro. Imagínate: 20 pañales son 10 euros y sólo tienes para 10 días. Les pedimos leche, cereales, toallitas, potitos…

leche mujeres
Los productos más demandados son papillas de cereales y leche en polvo para lactantes.

TF: ¿Qué supone para vosotros que empresas como el Grupo Tragsa se involucren en vuestra causa?

LR: La participación de las empresas es fundamental, y nos gustaría que hubiese más que colaborasen con nosotros. Por eso también hemos puesto en marcha un programa de voluntariado corporativo. Son días en los que las empresas pueden venir al Banco del Bebé y ver cómo trabajamos, hacer cestas, dar la comida a las usuarias, hablar con ellas, implicarse. También lo hacemos de manera inversa: son las chicas quienes van a las empresas y pasan por los diferentes puestos para conocer su actividad y a sus trabajadores.

TF: Además de ese programa de voluntariado, ¿realizáis alguna acción más con las empresas?

LR: Sí, solemos hacer un evento de la mano de las empresas que se llama Bienvenido al Mundo. Consiste en dar la bienvenida a los recién nacidos de cada trimestre, y que cada empleado amadrine o apadrine a una madre o familia. Allí se les entrega una canastilla a las mamás con ropa, leche maternizada y enseres para el bebé y sus hermanos mayores. Es una manera de atender las necesidades de las madres, que carecen de lo más básico. Además intentamos ser muy activos en redes sociales. Animamos a la gente a través de Twitter y Facebook, intentando que las empresas nos sigan. También hacemos una Newsletter para que la gente conozca nuestra labor y a qué se destina las donaciones que recibimos por parte de las empresas.

TF: ¿Cuántas personas trabajan en el Banco del Bebé?

LR: La Fundación está formada por más de 70 voluntarios. Y tenemos varias formas de colaborar: dando cursos de formación, apadrinando a las mamás, trabajando en los pisos de acogida o en los almacenes del Banco de Alimentos. Es el voluntario el que puede elegir libremente cómo ayudar.

TF: ¿Qué destacarías de tu trabajo en el Banco del Bebé y cómo animarías a la gente a participar en estas iniciativas?

LR: La verdad es que disfruto cuando pienso que tenemos mucho para dar. La pena es cuando disponemos de poco material y poco para ofrecerles. La sensación es que doy poco en comparación a lo que recibo. Para mí, lo más gratificante es cuando viene una mamá y nos dice que ya no necesita la ayuda, que ha encontrado trabajo y tiene una casa. Ese momento no tiene precio. Por eso animo a todo el mundo a que entre en la web de la Fundación Madrina, conozca nuestro trabajo y se anime a ayudarnos, bien como voluntario, bien explicando a su empresa cómo colaborar con nosotros.

banco avila mujeres
Trabajadores de la base de Piedralaves de Ávila posan con su aportación al Banco de Alimentos.