Liberado el último lince de la temporada

lince portada lynx
El lince llamado "Opilano" es el ejemplar número 37 puesto en libertad desde 2012

La finca “Las Ventillas” en el municipio de Villafranca (Córdoba) ha sido el escenario elegido para realizar la liberación de Opilano, un joven lince ibérico nacido y criado en el Parque Nacional de Doñana. Hasta la zona se desplazaron cientos de escolares y diversas autoridades para presenciar esta suelta con la que se concluye el ciclo de liberaciones llevadas a cabo por los técnicos del proyecto Life+Iberlince.

Opilano, nacido en mayo de 2017 en el Parque Nacional de Doñana, se ha convertido en el individuo número 37 puesto en liberta en el área de reintroducción Guadalmellato desde 2012. Se trata de una zona conocido por la calidad de su hábitat y que, gracias al éxito reproductivo de la especie en dicho entorno, cuenta con 81 ejemplares de lince ibérico. Actualmente se estima que en toda la Península Ibérica se encuentran alrededor de 600 individuos.

padre lince

Opilano, el lince con una vida de película

Opilano nació y fue criado en el Centro de Cría El Acebuche (Huelva), inaugurado en 1992 y que pertenece al programa de conservación del lince. Su llegada al mundo fue bastante peculiar, ya que nació tras un segundo celo de la pareja formada por la hembra Homer y el macho Esparto. Un hecho bastante singular por la dificultad que conlleva este fenómeno entre los individuos de esta especie.

Cuando el cachorro tan solo contaba con 36 días de vida, se declaró un incendio de grandes dimensiones en el Parque Nacional de Doñana, concretamente en Las Peñuelas. Las llamas llegaron muy cerca del centro de cría que tuvo que ser evacuado y que obligó al traslado de los animales.

Esta situación generó gran estrés en Homer, que falleció, dejando huérfanos tanto a Opilano como a su hermano, aún lactantes. Aunque tampoco suele ser habitual, el macho de la pareja, Esparto, continuó compartiendo recinto con sus dos cachorros. Esto ayudó a que los dos pequeños lograrán adquirir habilidades y técnicas de caza indispensables para su supervivencia una vez puestos en libertad.

El programa de conservación del lince cuenta con otros tres centros más dedicados a la cría de este mamífero. Tanto El Acebuche como el de Zarza de Granadilla (Cáceres), están gestionados por Tragsatec a través de una encomienda del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN).