Lucha por la supervivencia del desmán ibérico

desmán desman
David Pérez. Wikipedia
El proyecto Life+Desmania advierte del retroceso en la población de esta especie endémica en España

Es una especie tan peculiar como desconocida, endémica en la Península Ibérica y en peligro de extinción. El desmán ibéricoGalemys pyrenaicus- es un pequeño mamífero insectívoro, con forma de topo, adaptado a los ríos y las riberas de zona montañosa.

Su curioso aspecto recuerda a las musarañas, con cuerpo peludo, gruesa cola, garras con membranas interdigitales y trompa plana, para buscar entre las piedras de los ríos las larvas e insectos de los que se alimenta.

desmán
Fuente: David Pérez. Wikipedia.

Precisamente su carácter semiacuático y nocturno restringe su hábitat natural a los márgenes de los ríos -de forma que no esquilma los campos de cultivo como los topos-, y se alimenta casi exclusivamente de larvas de invertebrados acuáticos reófilos (que viven en corrientes moderadas y fuertes) o bentónicos (invertebrados que viven en los fondos de los ríos), sin interés por los peces ni las piscifactorías.

Se considera al desmán ibérico un importante indicador de la salud de los ríos y calidad de las aguas, amenazado por especies invasoras como el visón americano, que también ha puesto en peligro al visón europeo.

La paulatina desaparición del desmán ibérico, observada en las últimas décadas, responde tanto a causas naturales (sequía y depredadores) como artificiales (intervención del hombre en los cauces de los ríos, disminución del caudal, contaminación, vertidos y retroceso del bosque de ribera), por lo que su supervivencia se ha convertido en un problema medioambiental urgente.

Life+ Desmania, la esperanza del desmán

El proyecto Life+ Desmania, que desde el año 2012 desarrolla el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), en el que colabora Tragsatec, tiene por objetivo analizar la evolución del desmán ibérico en las zonas donde todavía recorre sus ríos y buscar soluciones a la degradación de su hábitat.

Hasta el momento, se han muestreado más de 4.253 kilómetros de riberas fluviales en Castilla y León y Extremadura, y solo en 806 kilómetros de ellas se ha detectado presencia del desmán, con más 700 estaciones de observación y 100.000 muestras recogidas. Y recientemente, el MAPAMA ha destinado 400.000 euros a un proyecto que el Grupo Tragsa desarrollará entre 2018 y 2019, en el marco del Plan PIMA Adapta AGUA, para preservar el hábitat natural del desmán en los ríos Adaja, Aravalle y Becedillas a su paso por Ávila.

Desafortunadamente, hasta ahora los intentos de cría en cautividad del desmán ibérico no han dado buen resultado -porque necesitan el caudal en movimiento para nadar, desplazarse, mantener su temperatura y sobrevivir-, pero se sigue desarrollando líneas de actuación que garanticen su supervivencia, como la reducción de las barreras artificiales en los ríos -presas y azudes-, control de especies invasoras y vertidos, y protección de los ecosistemas que favorecen la reproducción en libertad de este singular mamífero.