“La iglesia de Santiago es la primera donde se ha inyectado en la estructura”

Juan Dorado
Juan Dorado, responsable de la obra de la Iglesia de Santiago.
Juan Dorado, jefe de obra, explica la innovadora técnica de restauración aplicada al templo
Ficha
  • Nombre y Apellidos: Juan Dorado Romera
  • Titulación: Arquitecto Técnico
  • Cargo en Tragsa: Jefe de Obra
  • Antigüedad en la empresa: 11 años, desde agosto de 2005

Juan Dorado, jefe de obra de la iglesia de Santiago en Jerez nos responde a unas preguntas sobre la innovadora rehabilitación del monumento en este barrio flamenco de la ciudad gaditana. La restauración ha supuesto todo un reto para los profesionales que tenían la responsabilidad de evitar el derrumbe del templo tardogótico. Por primera vez se llevaba al límite la técnica de inyección desde la cubierta a los cimientos.

¿Por qué es importante la obra de la iglesia de Santiago en Jerez? Es unas de las iglesias más importantes de Jerez de la Frontera, tanto por su tamaño como por la zona donde se encuentra situada, en uno de los barrios más populares la ciudad, el barrio de Santiago. Además se trata de un Bien de Interés Cultural.

¿Cuáles son las curiosidades de la rehabilitación de la iglesia de Santiago, puntos fuertes o datos más representativos? La curiosidad más importante de esta obra, sin duda, es la utilización de inyecciones en el refuerzo estructural, siendo esta obra la primera en el mundo en utilizar las inyecciones en pilares y muros como se proyecta y ejecuta para consolidar la estructura.

¿Por qué la gente debería visitar esta iglesia? Porque es el epicentro de uno de los barrios de mayor solera flamenca de toda Andalucía y una magnífica construcción gótica a la que se le incorporaron con posterioridad elementos renacentistas y barrocos. Posee una hermosa bóveda de crucería y guarda la imagen del Cristo del Prendimiento, el popular “Prendi”, cuya entrada procesional en la noche del Miércoles Santo se ve envuelta por la magia de los cantes que los gitanos de su barrio le dedican fervorosamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.