“Las futuras generaciones empiezan a implicarse en la recuperación del mar”

vigilancia Pedro
Ficha
  • Nombre y apellidos: Pedro E. Portocarrero
  • Titulación: Patrón mayor de cabotaje, mecánico naval mayor, buzo profesional de 2ª clase y guarda rural, especialidad pesca marítima.
  • Cargo actual en Grupo Tragsa: Coordinador técnico de la Reserva Marina de la Isla de La Palma.
  • Antigüedad: 14 años

Pedro E. Portocarrero trabaja en la ejecución del servicio de vigilancia, protección y mantenimiento de la Reserva Marina de la Isla de La Palma. Para ello dispone de medios facilitados por la Secretaría General de Pesca (MAPAMA) como dos embarcaciones, un vehículo de vigilancia y otros medios que permiten el control de las actividades reguladas en la zona protegida. Portocarrero nos responde a esta entrevista sobre su trabajo.

¿Qué aspectos destacarías del Servicio de Mantenimiento y protección de la Reserva Marina de La Palma?

Un aspecto importante a destacar es la implicación y dedicación de todos los compañeros que trabajamos en esta reserva marina. Gracias al desempeño de nuestra labor, a lo largo de los años hemos conseguido la concienciación de los usuarios sobre los beneficios del medio ambiente, tanto para las generaciones actuales como para las futuras, la necesidad de protección y regeneración del ecosistema marino, siendo la reserva un espejo que refleja cómo nos gustaría que fueran nuestros mares y océanos.

¿Por qué son importantes los trabajos de protección y vigilancia en las reservas?

El servicio de vigilancia de la reserva marina informa y protege, a través de su labor cotidiana, la integridad de la misma. No solo controlando las actividades de pesca, sino también otras acciones que causan impactos ambientales, como vertidos, actividades náuticas o sobrepesca. Paralelamente a este servicio, la reserva marina cuenta con un Centro de Interpretación y se realizan campañas educativas escolares que permiten formar y concienciar al público en general y a los más jóvenes en particular, en una clara apuesta de futuro.

¿En qué consiste tu trabajo y colaboración con la Guardia Civil?

Como agente auxiliar de la Guardia Civil colaboramos con los medios puestos a disposición y con la experiencia de trabajo adquirida a través de los años que llevo vinculado a esta reserva marina. Principalmente, esta colaboración constante se centra en la inspección marítima-pesquera a bordo de las embarcaciones de la reserva, tanto dentro como fuera de la misma.

¿Qué ha supuesto para ti la Mención Honorífica?

Al recibir la noticia, mi primera reacción fue de incredulidad. Lo que llegó después fue un sentimiento de alegría y satisfacción por el reconocimiento oficial a mi labor de colaboración en pro de la protección y regeneración de nuestros mares. Un regalo tras 14 años de esfuerzo cotidiano.

¿Qué anécdotas o curiosidades destacas del trabajo diario?

Son tantas que podríamos escribir un libro. Algunas han sido buenas y otras no tanto, pero me gustaría destacar a un niño de tan solo seis años, que pintó un cartel con las normas de pesca de recreo en la reserva marina y lo colgó, por decisión propia, en muchos lugares de su zona de residencia. De esta forma colaboraba con el servicio de vigilancia y nos aportó la alegría de saber que las futuras generaciones empiezan a implicarse en algo tan importante como la recuperación del mar.