“Veterinaria es una profesión cada vez más necesaria”

veterinaria veterinary
Diego Conde, nuevo miembro de la Real Academia de las Ciencias Veterinarias

Diego Conde lleva más de 15 años dedicado a la veterinaria en Galicia, en concreto al control sanitario. Desde el “mal de las vacas locas” hasta la actual lucha frente a la avispa asiática, ha trabajado en numerosos programas relacionados con la erradicación de enfermedades animales.

Además del trabajo de campo, Conde ha desarrollado una intensa labor como investigador donde ha puesto el foco en el sector lácteo. Ya sea sobre el papel o sobre el terreno, este doctor en veterinaria muestra, además de un gran conocimiento, una verdadera vocación. Dos cualidades que no han pasado inadvertidas para la Real Academia de las Ciencias Veterinarias, institución de la que forma parte desde principios de este año.

Transforma lo ha acompañado durante el acto de ingreso y, ahora, con los honores en el bolsillo, nos cuenta cómo ha llegado hasta aquí.

TRANSFORMA: Antes de nada. ¿Qué significa haber ingresado en la Real Academia de las Ciencias Veterinarias?

DIEGO CONDE: Este ingreso va más allá del inmenso orgullo que representa formar parte de uno de los máximos referentes de las Ciencias Veterinarias en nuestro país. Es muy gratificante y supone una responsabilidad por mantener el legado a favor del buen hacer de la profesión veterinaria.

TF: ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta hoy en día la veterinaria?

DC: Aquellos derivados de las nuevas exigencias por parte de la sociedad. Cuestiones relacionadas con el bienestar animal o el uso racional de antibióticos para evitar resistencias antimicrobianas son temas de máxima actualidad, en los que es fundamental la participación y la experiencia del veterinario. De la misma manera, aspectos como el cambio climático y la globalización, y en consecuencia la aparición de nuevas enfermedades, obligan a que nuestra participación en el ámbito preventivo sea cada vez mayor y más necesaria.

TF: En el año 2001, cuando la enfermedad de “las vacas locas” amenazó la sanidad animal de nuestro país, trabajaba como veterinario en Galicia. ¿Qué se aprendió de aquella crisis a nivel sanitario?

DC: Era veterinario clínico rural en una de las zonas más ganaderas de Galicia y viví de cerca la aparición de casos en algunas explotaciones. El impacto que tuvo para el sector ganadero fue enorme. Esta crisis propició una serie de cambios que mejoraron enormemente el control y la trazabilidad de las producciones pecuarias y con ello la seguridad alimentaria de cara a los consumidores. Desde el año 2015, solo ha habido cinco casos en España. Aunque no es descartable que aparezca algún caso de forma puntual, queda probado que todas las medidas adoptadas fueron correctas y han dado su fruto.

TF: Actualmente, ¿en qué consiste su trabajo?

DC: Pertenezco a un equipo encargado de planificar y ejecutar diferentes actuaciones relacionadas con la sanidad y producción animal, así como con la salud pública en Galicia. Estas actividades van desde la realización de los programas de erradicación de enfermedades o el control frente a la Vespa velutina, hasta la red de vigilancia sobre enfermedades emergentes o la gestión de centros de recuperación de fauna silvestre y de centros de acogida de animales, entre otras.

TF: ¿Nos podría dar algún ejemplo?

veterinaria

DC: Dentro del programa de erradicación de enfermedades revisamos el estado sanitario de toda la cabaña ganadera de Galicia frente a enfermedades como la tuberculosis bovina o la brucelosis bovina, ovina y caprina.

En este sentido, desde Tragsatec se han ido instaurando medidas dirigidas a mejorar la ejecución de las pruebas diagnósticas y el tratamiento de los datos a través de la completa digitalización de los mismos. Esto ha facilitado a la Administración la toma de decisiones y la puesta en marcha de medidas preventivas de una manera mucho más ágil y eficaz.

Este esfuerzo, llevado a cabo por los veterinarios que realizan estas campañas, ha supuesto que Galicia sea una región oficialmente indemne de brucelosis ovina y caprina desde el año 2013, desde el pasado mes de octubre para la brucelosis bovina, y se van iniciar los trámites para solicitar a la Unión Europea la declaración de Pontevedra como provincia oficialmente indemne de tuberculosis bovina. Todo ello hace que el estatus sanitario de la ganadería gallega sea un referente a nivel del Estado.

TF: Su discurso de ingreso en la RACVE se ha centrado en la historia del control lácteo. ¿Por qué este ámbito de la veterinaria?

DC: La producción láctea es uno de los pilares fundamentales dentro de la economía gallega. Me pareció oportuno dar a conocer la importancia que tuvo la profesión veterinaria en todo el proceso de mejora higiénico-sanitaria de la leche en España.

veterinaria leche

TF: ¿Cómo es hoy el control sanitario de la leche en España?

DC: Hoy en día todos los agentes que pertenecen al sector lácteo participan en el control higiénico sanitario de la leche. Administración, productores e industria aseguran mediante el análisis continuo de la cantidad de gérmenes, células somáticas y residuos de medicamentos que la leche que consumimos cuente con todas las garantías.

TF: En algunos países como Reino Unido está al alza el consumo de leche cruda. ¿Qué riesgos entraña este tipo de hábitos?

DC: Me parece un despropósito. Es una peligrosa moda que puede tener graves consecuencias para la salud, derivadas principalmente de la presencia de bacterias coliformes patógenas. Estas pueden ocasionar graves trastornos gastrointestinales, especialmente entre las poblaciones más vulnerables como niños o ancianos.

TF: ¿La regulación y el control lácteo serán por lo tanto más exhaustivos en el futuro?

DC: La regulación y control son fundamentales para garantizar que podamos consumir una leche saludable.

TF: Muchos consumidores denuncian la pérdida de propiedades naturales y beneficiosas de la leche y ponen contra las cuerdas las actuales legislaciones. ¿Afecta el control a la calidad de nuestra leche?

DC: La pasteurización no modifica las propiedades nutricionales de la leche y, sin embargo, ofrece unas garantías de ausencia de patógenos que no se puede garantizar en la leche cruda, a pesar de los múltiples controles a los que esté sometida. La leche no es más sana por el hecho de ser cruda.

TF: En términos generales, ¿cómo ha cambiado el control sanitario en los últimos años?

DC: Las diferentes crisis alimentarias y la mayor exigencia por parte de los consumidores han obligado a que los controles sanitarios en las explotaciones ganaderas sean cada vez más estrictos. En el día a día, se hace mucho hincapié en aspectos como la trazabilidad de los alimentos, el bienestar animal y el control de enfermedades zoonóticas.

La entrada en la Unión Europea permitió a los ganaderos adecuar sus explotaciones a estas realidades y contribuyó a cofinanciar importantes medidas sanitarias, como los programas de erradicación, anteriormente citados, en enfermedades como la tuberculosis o la brucelosis.

TF: ¿Qué queda por hacer?

DC: Es fundamental que la sociedad adquiera una conciencia colectiva del vínculo existente entre las enfermedades animales y la salud pública. Fortalecer ese vínculo y establecer un mayor número de controles conjuntos es fundamental para mejorar nuestra sanidad. Las medidas deben ir encaminadas a la prevención e incremento de los estándares de bioseguridad de las explotaciones.

En este momento contamos con muchísima información respecto a diferentes cuestiones referentes a la sanidad animal. Explotar esa información de una manera global es uno de los grandes retos cara el futuro, ya que manejando correctamente esos datos podemos anticipar medidas de prevención frente a diferentes enfermedades.